Dos Problemas Comunes

Interferencia de Fase Acústica - Varios micrófonos | Interferencia de Fase Acústica - Colocación de un solo micrófono

Interferencia en fase acústica


Varios micrófonos
La interferencia de fase acústica tiene lugar cuando el mismo sonido llega a dos o más micrófonos adyacentes en momentos distintos. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se colocan dos micrófonos en un atril, como se muestra en la Figura 16. Al estar separados, el sonido del sujeto llegará con toda probabilidad a los dos micrófonos en momentos distintos. Las curvas de la Figura 17 muestran los efectos de las interferencias de onda destructivas que genera esta situación cuando las salidas de los micrófonos se mezclan juntas. Estas degradaciones en la respuesta pueden provocar no solo una mala calidad de audio, sino a menudo también problemas de realimentación.



Una solución obvia para este problema de micrófonos en atriles sería utilizar in solo micrófono. De esta forma no solo se mejora la calidad del sonido, sino que se reduce el presupuesto de micrófonos en atriles aproximadamente en un 50%. (A veces se puede optar por disponer un segundo micrófono para disponer de una reserva o sistema de “redundancia”, como por ejemplo para las conferencias de prensa. Los dos micrófonos deberán ubicarse directamente delante del sujeto, tan cerca entre sí como sea posible, y solo debe estar encendido o “abierto” uno al mismo tiempo).

La Figura 18 muestra otro método de utilización de dos micrófonos en podio. Aquí los dos micrófonos están situados con sus cápsulas tan cerca como se puede, y situadas en ángulo en forma de “fuego cruzado”. Esto nos proporciona un amplio ángulo global de aceptación, permite la utilización en estéreo con una compatibilidad mono excelente y evita perfectamente el problema de la interferencia de fase.



Siempre que deban usarse dos micrófonos separados, la “Regla de la relación 3:1” es una buena referencia en cuanto a la colocación. La Figura 19 ilustra esta regla general. En la ilustración, el micrófono 1 está a un pie (30 cm) de la fuente del sonido. El siguiente micrófono más cercano del sistema, el micrófono 3, debe situarse a tres pies (91 cm) o más del micrófono 1 Si la distancia entre la fuente del sonido y el micrófono 1 se modifica a dos pies (61 cm), entonces la distancia mínima entre los dos micrófonos debería ser al menos de seis pies (1,8 m), manteniendo asía relación 3:1.

Colocación de un solo micrófono
La interferencia de fase acústica puede ocurrir también cuando solo se utiliza un único micrófono. Esto ocurre cuando el sonido se refleja en una superficie cercana y llega al micrófono ligeramente después que el sonido directo. La suma de ambas señales puede provocar problemas similares a los que se encuentran en configuraciones inadecuadas de varios micrófonos. (La interferencia de fase sería más apreciable cuando el sonido reflejado llegara a un nivel de presión sonora dentro de los 9 dB del sonido directo).

Hay distintas formas de evitar este problema. Primero, acercar el micrófono a la fuente del sonido. Segundo, alejar el micrófono un poco más de la superficie reflectante. Tercero, usar un micrófono que esté especialmente configurado para situarse extremadamente cerca de in plano reflectante (Fig. 20). Cuando se usa un micrófono pequeño de superficie o “de placa”, direccional de A-T, por ejemplo, la cápsula del micrófono está tan cerca de la superficie que el sonido directo y el sonido reflejado llegan simultáneamente y se suman más que se cancelan. Esta técnica se puede probar de forma muy útil en las proximidades de un escenario, en una mesa o escritorio de conferencia, o en el altar de una iglesia.




Continuar a la siguiente sección (Algunos Accesorios Útiles)
Regresar a Contenidos