La Selección de los Micrófonos para los Sistemas Inalámbricos

Ningún tipo de micrófono es el mejor para todas las situaciones. Los micrófonos varían ampliamente en tamaño, forma, calidad de sonido, características acústicas y otros detalles. En algunas situaciones podrá ser necesario ocultar el micrófono, en otras esto sería insignificante, o incluso indeseable. Las preferencias personales también son importantes. Los artistas y presentadores podrán preferir en gran medida un tipo o modelo de micrófono sobre los demás. El tiempo invertido para tomar la decisión correcta se amortizará cada vez que el sistema inalámbrico se use.

La primera decisión es usar un transmisor de mano o un transmisor body-pack. Los transmisores de mano incluyen el elemento del micrófono y el transmisor de la radio en un paquete y son similares en apariencia a los micrófonos vocales con cables. Son la mejor opción para las representaciones vocales, entrevistas en vivo y situaciones donde el transmisor se pase de persona a persona. Muchos artistas están acostumbrados a controlar la intensidad y la calidad de sonido de su actuación al variar la distancia entre el micrófono y su boca, por lo que un transmisor de mano probablemente será el preferido. Claro que un modelo "de mano" también podrá montarse en un pedestal convencional de micrófono.

Los transmisores body-pack usan micrófonos externos, de manera que son más flexibles y adaptables que los transmisores de mano. Algunos vocales usan los micrófonos de cabeza con los transmisores body-pack, dejando sus manos libres para tocar un instrumento o realzar sus actuaciones de baile. También a veces se usan los transmisores body-pack con los micrófonos de instrumentos musicales y otros tipos especializados de micrófonos y captaciones. En la mayoría de los casos, sin embargo, los transmisores body-pack se usan con micrófonos miniatura que se sujetan en la ropa sobre el pecho u oculto cerca de la boca. Este arreglo se usa ampliamente para los noticiarios, la televisión y producción cinematográfica, el teatro, las entrevistas de televisión, las presentaciones y muchas aplicaciones similares.

Dos tipos básicos de micrófonos están disponibles para usarse con los sistemas inalámbricos: los micrófonos dinámicos y los micrófonos de condensador de electretes. Los micrófonos dinámicos usan elementos magnéticos que convierten el sonido en señales eléctricas pequeñas de una manera que es básicamente la opuesta a la usada por los altavoces para convertir la energía eléctrica en sonido. Los micrófonos dinámicos son robustos, fiables, baratos y tienen una calidad de sonido "cálida" deseable para muchos vocales.

Los micrófonos de condensador de electretes usan un elemento con una membrana delgada (diafragma) conectado a un circuito electrónico. El movimiento de la membrana causado por la presión de sonido se percibe por el circuito electrónico y se convierte en una señal eléctrica utilizable. Los micrófonos de condensador tienen respuesta de frecuencia suave, extendida, y una claridad y definición normalmente no encontrada en los micrófonos dinámicos. También pueden miniaturizarse, haciéndolos especialmente convenientes para usarse en la solapa.

Ambos micrófonos, dinámico y de condensador, pueden diseñarse para ser direccionales u omnidireccionales. Los micrófonos direccionales reciben el sonido más eficientemente de una dirección que de las demás. Esto es útil cuando se desea captar el sonido de distancias mayores, o para quitar énfasis a los sonidos externos no deseados. Los micrófonos omnidireccionales reciben igualmente bien el sonido de todas las direcciones. Esto es deseable en muchas situaciones, como en los micrófonos de solapa que no pueden estar directamente delante de la boca.

Los transmisores de mano casi siempre usan micrófonos vocales direccionales que pueden ser ya sea dinámicos o de condensador. En muchos casos, un sistema inalámbrico particular está solamente disponible con un tipo de transmisor de mano y un tipo de elemento del micrófono, normalmente dinámico. Los sistemas más costosos pueden ya sea ofrecer una opción de elementos dinámicos o de condensador. Los elementos de micrófonos dinámicos tienden a parecer más efusivos y cálidos; los elementos de condensador tienden a tener una respuesta de frecuencia más amplia, más suave y de mayor claridad. Antes de seleccionar un sistema inalámbrico de mano, es muy importante escucharlo cuidadosamente para asegurarse que la calidad de sonido sea placentera. Como con los micrófonos vocales con cables, la opción puede ser muchísimo un asunto de gusto personal.

Los transmisores body-pack tienen un conector de micrófono y pueden usarse con muchos tipos diferentes de micrófonos. La opción más popular es un micrófono de solapa que puede ser bien direccional u omnidireccional. Como los elementos de los micrófonos de condensador pueden hacerse considerablemente más pequeños que los micrófonos dinámicos, ningún micrófono de solapa moderno tiene elementos dinámicos. Los micrófonos omnidireccionales de solapa son más pequeños y normalmente menos costosos que las unidades direccionales similares.

Los micrófonos omnidireccionales de solapa trabajan bien en la mayoría de las situaciones y son más populares que aquellos de tipo direccional. Excepto cuando el ruido externo sea un problema, este tipo de micrófono es fácil de usar y proporciona una calidad excelente de sonido. Los micrófonos direccionales de solapa son útiles donde la retroalimentación sea un riesgo potencial y donde el nivel del ruido externo sea alto, o donde la reverberación y eco sean problemáticos. Sin embargo, tienden a cambiar en calidad y nivel de sonido si el usuario se vuelve o aleja su cabeza.

Un micrófono de cabeza puede proporcionar un rechazo excelente al ruido externo sin las desventajas de los micrófonos direccionales ordinarios. Un elemento direccional normalmente se usa en los micrófonos de cabeza, proporcionando un buen rechazo al ruido externo. El micrófono también está cerca de la boca, permitiendo que la ganancia se baje, reduciendo aún más el ruido del exterior. Además, debido a que el micrófono se pone en la cabeza, en lugar de alguna ubicación en el pecho, la calidad de sonido no cambia a medida que el usuario aleja la cabeza.

Los micrófonos a menudo se usan con instrumentos musicales como saxofones, trompetas, instrumentos de caña y guitarras acústicas. Los adaptadores con soportes especiales están disponibles para posicionar el micrófono correctamente en el instrumento. Debido a los niveles de sonido muy altos creados por los instrumentos de metal, normalmente se requieren micrófonos especiales resistentes a las sobrecargas.

También pueden usarse muchos otros tipos de micrófonos con transmisores inalámbricos body-pack. Los micrófonos boundary, que proporcionan inteligibilidad enormemente mejorada en muchas aplicaciones de refuerzo del sonido y de salas de conferencias, a menudo se usan con los transmisores body-pack para evitar la necesidad de usar los cables de micrófono antiestéticos e inadecuados. Similarmente, se usan a menudo los transmisores body-pack con los micrófonos para podio de cuello de ganso miniatura, eliminando la necesidad de cables molestos y posiblemente inseguros.

De hecho, muchos tipos de micrófonos convencionales pueden usarse con el sistema inalámbrico por medio de un simple cable con adaptador. Entre éstos están los micrófonos dinámicos y los micrófonos vocales de condensador alimentados por baterías, micrófonos de podio y de cañón (o alineados). Sin embargo, los micrófonos de condensador que requieren de alimentación externa (phantom) no trabajarán directamente con los transmisores inalámbricos body-pack.

Regresar a Contenidos