¿Por qué usar un Sistema Inalámbrico?

Hay muchas situaciones donde el uso de un cable de micrófono para conectar un micrófono a otro equipo de audio no es deseable o es poco práctico. Los cables del micrófono limitan la libertad de movimiento de la persona, hace abstracción del atractivo visual de una actuación y puede causar incidentes penosos si se pisan o si uno queda atrapado. A veces, como en el teatro, la distracción del movimiento de los cables simplemente no es aceptable. En otras situaciones, como en los eventos deportivos principales, conferencias de noticias y reuniones de gran público, usar un micrófono con cable puede no ser práctico.

Los micrófonos inalámbricos usan transmisiones de radio para reemplazar el cable del micrófono. Un sistema de micrófono inalámbrico consta de un micrófono, un transmisor de radio miniatura y un receptor de radio. El transmisor funciona de forma muy similar a una versión diminuta de una estación radio de FM. Similarmente, el receptor del micrófono inalámbrico es algo parecido a un sintonizador con FM o un radio de FM casero. Normalmente, sin embargo, el receptor está diseñado para que sólo pueda captar la señal de un transmisor coincidente particular. Además, los transmisores inalámbricos funcionan con baterías de manera que serán completamente portátiles.

Hay dos tipos generales de transmisores de micrófonos inalámbricos, los transmisores normalmente llamados de mano y los transmisores body-pack. Los transmisores de mano son algo similares en apariencia a los micrófonos vocales e incluyen el elemento del micrófono, el transmisor y la batería en un único paquete.

Los transmisores body-pack se alojan en paquetes rectangulares pequeños que están hechos para ir en un bolsillo, llevarse en una correa o cinturón, o esconderse en el cuerpo. Incluyen el transmisor, la batería y un conector pequeño de micrófono. Generalmente se usan transmisores body-pack con micrófonos miniatura de solapa, que se sujetan a la ropa u ocultan cerca de la boca, o con los micrófonos de cabeza. Los instrumentos musicales a menudo se adaptan para el funcionamiento de los sistemas inalámbricos, mediante el uso de transmisores body-pack y micrófonos especiales o cables con adaptadores para instrumentos.

Regresar a Contenidos